El sistema motor en la técnica de reprogramación del sistema motor

El sistema motor es el responsable de la movilidad del sistema articular

Si examinamos la movilidad de cualquier articulación del ser humano en reposo, siempre encontraremos cierta resistencia muscular al movimiento articular.

Se trata del tono muscular.

Este es una respuesta del sistema músculo esquelético a la fuerza de la gravedad que nos empuja hacia el centro de la tierra.

Este comportamiento muscular se rige por un comportamiento agonista antagonista que permite el movimiento articular.

De manera que, cuando examinamos el sistema músculo esquelético de un paciente, realmente estamos examinando su tono muscular.

El tono muscular es la parte del sistema motor que siempre esta contraída. Dicho de otra forma, cualquier movimiento voluntario que realicemos se inicia en el tono muscular.

Un comportamiento patológico del tono muscular siempre lleva asociado un comportamiento patológico del sistema motor.

Importancia del sistema motor

El sistema motor es el responsable del movimiento en el ser humano.

Lo podemos dividir en cuatro componentes básicos:

  • Corteza cerebral: dónde nacen las ordenes voluntarias motoras. Por ejemplo: quiero caminar.
  • Tronco del encéfalo, cerebelo y ganglios basales: se planifica el movimiento, que músculos se tienen que contraer y cuáles se deben relajar.
  • Motoneurona superior: se envían las ordenes motoras.
  • Motoneurona inferior: se ejecutan las ordenes motoras.

El sistema motor y, en concreto, la motoneurona inferior, constituyen la base de la técnica de reprogramación del sistema motor.

Importancia de la motoneurona inferior 

La motoneurona inferior conecta el sistema nervioso con el sistema muscular. Siendo así la vía final común para el movimiento, es decir, es la responsable de la contracción muscular.

Esta motoneurona inferior se encuentra, a su vez, formada por dos tipos de neuronas: alfa y gamma. Cada una de ellas desempeña diferentes funciones.

Los músculos están conformados por diferentes grupos de fibras musculares en las cuales se encuentra el huso muscular. El huso muscular está compuesto de fibras extrafusales y de fibras intrafusales. Las fibras extrafusales son inervadas por las neuronas motoras alfa, mientras que las fibras intrafusales están inervadas por las neuronas motoras gamma.

Como base del sistema motor, según la actividad muscular que vayamos a realizar, podemos distinguir tres grupos de neuronas motoras inferiores que se denominan unidades motoras:

  • Lentas: se utilizan en la postura. El disparo es lento, pero pueden aguantar mucho tiempo
  • Rápidas y resistentes: se utilizan en la marcha. El disparo es rápido, pero aguantan bastante tiempo.
  • Rápidas y fatigables: se utilizan para correr. Su disparo es rápido pero muy fatigable.

En el sistema motor, las unidades motoras se rigen normalmente por el principio de tamaño. De manera que primero se reclutan las unidades lentas, después las unidades rápidas y resistentes y, por último, las unidades rápidas y fatigables.

La neurona motora inferior posee un sistema de control denominado circuito de retroalimentación formado por:

  • Husos musculares

Regulan el reflejo de estiramiento. El estiramiento de las fibras intrafusales de un músculo provoca la contracción de éste.

Supongamos que tenemos una jarra de agua llena y tenemos que llenar varios vasos; la fuerza a realizar será diferente en función del peso de la jarra. El cambio de peso en la jarra es detectado por el huso muscular de forma inconsciente.

Los husos musculares regulan el tono muscular. Cada movimiento motor es una inervación reciproca, la cual está compuesta por la acción de varios músculos que forman el sistema agonista – antagonista.

  • Órgano tendinoso de Golgi

Regula la fuerza muscular, cuando un musculo realiza demasiada fuerza el órgano de Golgi es el encargado de relajar el músculo implicado.

  • La marcha

Cuando caminamos no necesitamos pensar en cada movimiento,  está automatizado.

Este sistema de retroalimentación permite controlar el sistema motor.

Las motoneuronas alfa inervan las fibras extrafusales y controlan la fuerza muscular mientras que las motoneuronas gamma inervan las fibras intrafusales y ayudan a mantener la tensión muscular.

La actividad de las motoneuronas alfa y gama debe estar coordinada para que funcionen de una forma congruente. Esta coordinación se denomina coactivación alfa – gama y resulta esencial en la regulación del sistema motor.

Cuando las fibras extrafusales se contraen, también lo hacen las fibras intrafusales para quedar sensibles al estiramiento. Cuando un músculo agonista se contrae, las fibras extrafusales e intrafusales del músculo antagonista se tienen que relajar al mismo tiempo. En caso contrario, se activaría el huso muscular del musculo antagonista, hecho que limitaría el movimiento articular.

Las ramas ventrales de los nervios raquídeos son las ramas motoras y forman la motoneurona inferior. Los plexos nerviosos están formados por la unión de varas ventrales de los nervios raquídeos.

Cualquier actividad motora voluntaria esta supeditada a la acción de la estimulación previa de las fibras gamma y después a la estimulación de las fibras alfa de grupos musculares, por medio de la coactivación alfa-gamma se activan ambas fibras y el mecanismo de retroalimentación informa a los centros superiores del buen funcionamiento del sistema.

Importancia del sistema motor en osteopatía

Cuando, en la infancia, empezamos a caminar, se inicia la programación del sistema motor.

Esta programación se realiza por medio de unas respuestas posturales a diferentes actividades físicas.  De manera que, cuando se producen ciertas anomalías en los movimientos articulares, la respuestas automáticas del tono muscular sufren de cierta desprogramación.

La técnica osteopática de reprogramación del sistema motor se encarga de descubrir las respuestas anómalas, diagnosticarlas y proponer un tratamiento que provoque unas aferencias que reprogramen las referencias motoras anómalas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres que te avisemos cuándo se lance el curso?

 

Te enviaremos un mail con toda la información sobre el inicio del curso.

You have Successfully Subscribed!